Irán: epílogo, agradecimientos, bibliografía y consejos

La única entrada que escribo desde casa es la última. En este caso además, son pocas las cosas que puedo contar de los dos últimos días en Teherán. Empleé la mayor parte del tiempo paseando y haciendo alguna compra, amén de ir apretujando todas mis cosas en mi pobre mochila. También volví a escaparme al…

Tertulias en el oasis

A las dos de la tarde tomé uno de esos buses que salen en las películas de Paco Martínez Soria y que me llevaría de Yazd a Khoor. Tampoco me podía quejar, había pagado poco más de un euro para un viaje de más de cinco horas que me iba a dejar casi en pleno…

De Persépolis a Yazd o de la piedra al barro…

(Nota previa: por motivos de conexión no pude enviar este post desde Yazd tal y como hubiera deseado. Acabo de llegar a Kashan de pasar tres días perdido en un oasis del desierto de Kavir donde no he tenido cobertura de móvil y mucho menos conexión a internet. Os quiero agradecer a todos desde aquí…

Shiraz: un extraño entre nosotros…

Cuando decidí eliminar el Kurdistán iraní de mi ruta, me dije que compensaría esa falta de montaña viajando de Isfahán a Shiraz por la carretera secundaria que atraviesa los montes Zagros, en vez de por la autopista. Desde que llegué a Isfahán busqué un servicio de taxi que lo hiciera, pero ninguno me convencía plenamente,…

Adios teatral a Teherán y llegada a Isfahán

Mi amigo Diego dice que caigo de pie en los sitios y el otro día tuve esa sensación. Al despedirme de Teherán me fui al teatro donde el primer día había entablado conversación con dos chicos muy simpáticos. Me citaron el domingo para acudir al estreno de su obra y allí que me fui, pero…

Estoy bien…

Me acabo de enterar de lo del terremoto en Bushehr. Estoy en Isfahan, a 580 km, aunque hoy mismo tenía previsto viajar a Shiraz, que se encuentra a sólo 300 km de Bushehr. Voy a ver cómo está el tema porque tal vez sea mejor cambiar de planes y viajar a Yazd al oeste de…

El castillo, el listillo y cómo no robar fotos…

Hoy me he dado vacaciones. Llegué ayer desde Rasht a Teherán después de un viajecito en bus de 5 horas que me dejó un poco doblado. Pese a todo la tarde me dio la oportunidad de comprobar cómo se pone el metro en esta ciudad cuando llueve, porque espero que no sea así siempre. Salvo en…