Y colorín colorado…

Debería haber comenzado este último post ayer en mi habitación de Santiago, pero las prisas de última hora, las maletas y el temor al otro sobrepeso me lo impidieron. Hoy ya estoy en casa. Todavía me dura la alegría del retorno, esa expectación por el reencuentro con familia y amigos, los olores de nuestra breve…

Y detrás de los Andes, Mendoza

Desde pequeñito las montañas y sus ríos me han fascinado, así que la idea de atravesar los Andes y encontrarme con mi amigo Miguel, tenía que ser llevada a cabo. Compré un billete de furgoneta para pasar de Santiago a Mendoza porque me aseguraron que el conductor paraba de vez en cuando para que los…

Chile y la alegría de ser aragonés

La entrada en Chile fue tan desilusionante como me esperaba: adiós al jamón envasado y a las alubias que me regalaron en Brasil. Las autoridades chilenas son muy estrictas con todo elemento orgánico que atraviesa sus fronteras. Es comprensible en un país que vive de sus exportaciones de vinos y frutas, entre otras, y aislado…

Hasta luego Brasil. Hola Chile!!!

Comienzo este post en el avión que me lleva de Montevideo a Santiago de Chile. Es de noche, no se ve nada fuera y dentro de una horita atravesaremos, a 10.950 metros de altura y 820 km/hora, la cordillera de los Andes. Con lo bien que se va en bus… Antes de contar mis últimos…

Fútbol y poesía

El regreso a Sao Paulo fue triunfal. Todavía con el excelente sabor de boca que la visita a Salvador me había dejado, me dirigí al autobús que habría de llevarme del aeropuerto de Guarulhos al de Congonhas, donde Andrea vendría a recogerme. Me felicité por mi buena suerte al ver que estaba justo ahí esperando….

Cinco días en Salvador de Bahía

Brasil es caro. Y Sao Paulo más. El autobús que me llevó de avenida Paulista hasta Guarulhos, 28km, me salió por 33 reales, unos 13€ (Zaragoza-Barcelona, 320km, 14€). Claro que un taxi cuesta exactamente el triple. El hecho es que disfruté de un largo paseíto por la ciudad con la amena charla de una señora…

Una semana en Sao Paulo

Tendré que comenzar pidiendo disculpas por haber tardado tanto en escribir una entrada, pero esta gente no te deja parar. Además, hacen falta unos días para digerir las sensaciones que esta inmensa megalópolis te provoca al llegar. Cientos de rascacielos, tráfico infernal, bullicio permanente. Con un área metropolitana de casi 20 millones de personas es…

Me voy a Brasil

Escuchaba decir a un pasajero que el aeropuerto de Panamá es uno de los pocos en los que aún se llama a la gente a gritos. También hay pantallas, claro, pero cuando llega la hora una señorita va gritando el próximo vuelo que va a salir. Pintoresco. Se acabó Panamá. No soy de sacar conclusiones…

Volcán Barú

En la visita a la planta de café cometí un error: tomé café. En fruto de la planta, en grano tostado y en taza, para probarlo todo. La noche anterior había dormido regular como ya podréis comprobar por la cara de pánfilo que tengo en las fotos anteriores. Esa noche iba a subir al Barú,…